Perfil de un Sobreviviente

Marilyn

V es por Valiente

El año pasado, Marilyn comenzó a tomar clases de arte, pero su marido rápidamente comenzó a ponerse molesto. “El arte es algo que siempre he amado”, ella explica. “Pero él definitivamente trató de mantenerme apartada de las personas que me darían apoyo… No le gustó cuando me involucré en actividades fuera del hogar. Él me seguía, se aparecía en mis clases, me acusó de tener una aventura.”

El carácter errático de su exmarido, la manipulación y el acecho crearon un ambiente de temor y ansiedad en su casa. El comenzó incluso, a grabar a escondidas las conversaciones de Marilyn con sus hijas. Un día, Sophie, su hija de 11 años le preguntó “Mamá, ¿qué pasaría si papá empezara a rompernos a nosotras en lugar de romper cosas?”

Impresionada por el miedo detrás de la pregunta de su hija, Marilyn hizo una llamada al Centro para Mujeres en Transición. Al día siguiente tuvo una reunión confidencial con una consejera de violencia doméstica.

Siguiéndola en su propio coche, su marido descubrió que iba a reunirse con una defensora en el Centro. “Sé lo que estás haciendo”, le susurraba al oído. Debido a que no había sufrido maltratos físicos, su ex-marido incluso le dijo que no necesitaba ni merecía servicios.

Con ayuda de la defensora legal del Centro, Marilyn consiguió una orden de protección personal de la corte. Poco tiempo después, el programa de vivienda transitoria del Centro le ayudó a Marilyn y a sus hijos a trasladarse a un nuevo apartamento en un lugar desconocido por su abusador. “Es tan agradable caminar y saber que él no vendrá a casa”, dice Marilyn. “Y ya que mi ex marido no es consistente con la manutención infantil, ayuda para el pago de la renta por parte del Centro ha hecho posible poder vivir aquí.”

Apoyo de la comunidad de la iglesia de Marilyn también ha jugado un papel importante en la transición. “Nuestro pastor principal realmente se acercó, y mi iglesia ha sido de un gran apoyo. Hay señoras que me contactan frecuentemente para animarme — sin ese tipo de apoyo no creo que podría haberlo hecho.”

Sophie recientemente escribió un poema acerca de su madre, eligiendo un adjetivo por cada letra del alfabeto. Para “V” ella eligió “valiente.” La defensora de la vivienda transitoria de Marilyn está de acuerdo: “Cada día ella me sorprende por su fuerza, valentía y determinación.”

Actualmente, Marilyn asiste a un grupo semanal de apoyo en el Centro para los sobrevivientes de violencia doméstica. “He aprendido que cuando amas a alguien eso no le da derecho a hacerte daño”, explica. Ella también planea volver a inscribirse en la Universidad de Grand Valley con el objetivo de completar sus estudios. “Quiero que la gente sepa cuáles son sus opciones, y quiero que la gente sepa la gran bendición que el Centro ha sido para mí”, añade.